El virus del papiloma humano (VPH) es el causante del cáncer de cuello uterino. Este virus es muy común, y se transmite a través de las relaciones sexuales. La mayoría de personas tendrán este virus en algún momento de sus vidas. No hay que tener culpa o vergüenza por eso.
La mayor parte de las infecciones llegan a desaparecer espontáneamente sin provocar consecuencias. PERO, una minoría de éstas infecciones por VPH se vuelven persistentes y con los años llegan a provocar lesiones precancerosas y/o cáncer.
Sí. Los varones pueden contraer el VPH de la misma manera que las mujeres. El VPH no suele provocar graves problemas en la salud de los varones. Los cánceres asociados al VPH, como el cáncer de ano y pene, son muy poco frecuentes, y aún no hay pruebas sencillas disponibles para detectar el VPH en el varón.
Es muy difícil saber en qué momento se tuvo contacto por primera vez con el virus. Una persona pudo haber contraído el VPH en algún momento de su vida sexual previa y detectarse muchos años después.
La infección por VPH es muy común. La mayoría de las personas van a tener contacto con el virus en algún momento de sus vidas. El VPH puede permanecer en el cuerpo durante muchos años sin que se detecte y/o provocar alguna manifestación. Esto significa que una persona pudo haberse infectado con el virus en algún momento de su vida sexual previa y, haber pasado varios años, hasta su detección. Por lo tanto, no tiene sentido averiguar en qué momento se produjo el contacto con el VPH. La prueba HOPE VPH detecta los VPH de alto riesgo. Es importante recordar que, por más que el varón tenga alguno de estos tipos de VPH, el virus no se trata. Por eso, solo recibirá tratamiento la mujer en caso que se detecten lesiones en el cuello uterino. En el caso que en la consulta, el médico encuentre verrugas causadas por los otros tipos de VPH (de bajo riesgo), se recomienda que la pareja siga las indicaciones del médico tratante.
No existe ningún tratamiento que cure el virus. Sí se pueden tratar las verrugas o los cambios celulares (lesiones) que el virus pueda provocar. Existen diferentes tipos de tratamiento, dependiendo del tipo de lesión.
Sí, con la vacuna contra el VPH. Existen 3 tipos de estas vacunas: bivalente, cuadrivalente y nonavalente. En el Perú, la vacuna contra el VPH que se ofrece es la cuadrivalente. Esta vacuna es administrada de forma gratuita a niñas que cursan el quinto grado de primaria. Esta vacuna protege contra los 2 tipos de VPH más frecuentes que causan el cáncer de cuello uterino que son VPH 16 y 18, y los 2 tipos de virus más frecuentes que causan verrugas genitales VPH 6 y 11.
El condón reduce la probabilidad de infección del VPH pero no la elimina del todo, ya que el virus puede alojarse en puntos de la zona genital y anal que no están protegidos por el condón. Así y todo, sí recomendamos el uso del condón ya que reduce el riesgo de contagio del VPH y al mismo tiempo previene de otras infecciones de transmisión sexual y el VIH.
No todos los VPH están relacionados con el cáncer de cuello uterino. Los VPH se dividen en 2 grupos: a) Los VPH “de bajo riesgo”, que pueden provocar lesiones o verrugas genitales. Este tipo de lesiones no se relacionan con el cáncer. b) Los VPH “de alto riesgo”, se relacionan a las lesiones precancerosas. Este tipo de lesiones, si no se tratan, pueden evolucionar lentamente a un cáncer. Estos son los virus que detecta la prueba de HOPE VPH.
El Papanicolaou es una prueba que se utiliza para identificar células anormales que podrían estar presentes en el cuello uterino, en cambio la prueba de VPH detecta al virus del papiloma humano que causa cáncer de cuello uterino, incluso antes que hayan cambios en las células.
Sí. La prueba de VPH es mucho mejor que la prueba de Papanicolaou para el despistaje y para identificar a mujeres en riesgo de padecer lesiones precáncer o cáncer en el cuello uterino.
No se recomienda debido a que en menores de 30 años las infecciones por VPH son muy frecuentes y suelen desaparecer por si solas al cabo de uno o dos años.
La recomendación mundial y nacional es hacer Papanicolaou cada 3 años en mujeres de 50 a 64 años. Consulte a su médico ginecólogo.
En general, el despistaje para cáncer de cuello uterino se recomienda a partir de los 30 años. El despistaje en mujeres más jóvenes detectará lesiones que nunca se convertirán en cáncer y darán lugar a tratamientos innecesarios (Guía de práctica clínica para la prevención y manejo del cáncer de cuello uterino). El médico puede considerar necesario el despistaje en casos de mujeres más jóvenes cuando hay historia familiar de riesgo u otros.
En este grupo de mujeres, la recomendación es la realización del Papanicolaou. Consulte a su médico ginecólogo.
Eso dependerá de la causa por la cual se le realizó la histerectomía. Es recomendable que hable con su médico tratante para averiguar si todavía necesita hacerse una prueba de VPH o alguna otra prueba.
HOPE VPH es una nueva prueba que detecta la presencia del virus del papiloma humano (VPH) en tu cuerpo (cuello uterino). Usted la puede adquirir a través de la página web, ingresando a www.hope.org.pe
La prueba HOPE VPH será enviada a su domicilio o a la dirección que usted indique, de manera rápida, y confidencial a través de un Courier (el costo incluye el envío y recojo de la muestra). Una vez que se realice la toma de muestra, ingrese a www.hope.org.pe, a la sección USUARIOS. Luego elija la opción PEDIR RECOJO DE MUESTRA. Recibirá un mensaje de texto a su celular y correo electrónico cuando sus resultados estén disponibles. Según la opción que usted haya elegido podrá visualizar su resultado por SMS o correo electrónico, o también a través de la web (www.hope.org.pe) ingresando con su usuario y contraseña. Además puede imprimirlo o guardarlo electrónicamente.
Usted misma puede realizarse la prueba HOPE VPH desde la comodidad de su casa. La toma de muestra que se realiza la propia mujer la llamamos autotoma.
La eficacia de la prueba no varía si se la toma de pie, en cuclillas o echada en la cama. Lo importante es que en cualquiera de las posiciones se encuentre relajada y cómoda. Eso permitirá que el cepillo ingrese con facilidad y tome la muestra adecuadamente.
No. El cepillo es fácil de usar, puede causar leve incomodidad, pero si se sigue las indicaciones no debería causar dolor.
Para tener el resultado correcto, es necesario que la muestra llegue al laboratorio en óptimas condiciones. Si sucede esto necesitará de otro kit con cepillo nuevo. Llame al número 956760495. Para evitar esos sucesos, es importante que lea las indicaciones, antes de tomarse la prueba.
No. El líquido que contiene el tubo garantiza el correcto transporte de la muestra (cepillo), para así obtener un resultado correcto. Si esto sucede necesitará otro kit. Llame al número 956760495. Para evitar esos sucesos, es importante lea las indicaciones, antes de tomarse la prueba.
Recibirá un mensaje de texto a su celular y correo electrónico cuando sus resultados estén disponibles. Usted podrá visualizar sus resultados a través de la web Ver Resultados ingresando con su usuario y clave (enviadas en el correo y mensaje de texto). Además puede imprimirlo o guardarlo electrónicamente.
Un resultado negativo significa que en este momento no se ha encontrado el virus del papiloma humano (VPH) causante del cáncer de cuello uterino. Recomendamos hacerse la siguiente prueba de VPH en 3 años.
Un resultado positivo significa que tiene algún tipo de VPH que puede causar cáncer en el cuello uterino y que tiene mayor riesgo de cáncer. Pero, no necesariamente significa que tenga cáncer en este momento. Es muy importante que contacte a su médico ginecólogo y que este examine su cuello uterino y determine si requiere otras pruebas, tratamiento y seguimiento. En la página web tenemos una lista de médicos Ginecólogos Expertos que podrán atenderla o también puedes llamar al número 956760495.
Tenga en cuenta que un resultado positivo es un signo de ALERTA, entonces usted necesita de la evaluación de un ginecólogo para determinar si tiene algún tipo de lesión en el cuello de útero que requiera tratamiento. También, significa que usted debe seguir todas las indicaciones de su ginecólogo experto tratante, y de manera periódica (al menos cada año o según lo recomiende el profesional) debe tener un chequeo. En la página web tenemos una lista de médicos Ginecólogos Expertos que podrán atenderla o también puedes llamar a los números 956760495.
No lo sabemos. Quizás sea porque no conoce aún el fácil acceso de ésta prueba pues la hemos incorporado al mercado recientemente. Por ello, estamos trabajando en su difusión.
Usted podrá imprimir su resultado y mostrárselo a su médico ginecólogo o enviarlo por correo electrónico. Usted elige.
Claro que sí. En la página web tenemos una lista de médicos Ginecólogos Expertos que podrán atenderla o también puede llamar al número 956760495.


Print Friendly, PDF & Email